LA VERDAD
Órgano informativo de Convergencia para la Democracia Social
Guinea Ecuatorial, febrero-julio 2002, núm. 4542

LA VERDAD
Número 45
febrero-julio 2002

MUERE JUAN ONDO NGUEMA, UNO DE LOS CONDENADOS EN EL JUICIO DEL CINE MARFIL

Malabo.- Inmediatamente después de terminar el juicio con la condena arbitraria de más de 70 procesados, CPDS venía denunciando insistentemente, a través de varios comunicados de prensa, las condiciones infrahumanas a que se hallaban sometidos.

Como consecuencia derivada de la visita humanitaria realizada al penal de Black Beach el 23 de junio por los compañeros Santiago Obama Kdong y Juan Nzo Ondo (Presidente y Vicesecretario General de CPDS, respectivamente), las fuerzas represoras del régimen ordenaron el inmediato encierro de todos los condenados en las celdas, privándoles, además, de alimentos y agua. Esto se añadía a la falta de asistencia médica (también denunciada por CPDS) a los reclusos, pese al crítico estado de salud de la mayoría de ellos, fruto de las torturas sufridas a manos de la policía, y por las escasas condiciones higiénicas de Black Beach. Ahora, los peores temores de CPDS sobre la suerte de los reclusos empiezan a convenirse, desgraciadamente, en realidad.

En efecto, en la madrugada del viernes, 5 de julio, fallecía Juan ando Nguema en el Hospital Regional de Malabo, donde había ingresado dos días antes tras pedir en muchas ocasiones, sin éxito, ser llevado a un médico. Juan Ondo Nguema, ex policía nacional de 28 años, natural de Adjap Nkodjueiñ (Mongomo), al igual que su tío Felipe Ondo Obiang, fue detenido y torturado en Bata a raíz del falso intento de golpe de estado último. En el juicio del cine Marfil, fue el procesado número 119 en subir al estrado. Preguntado si sabía por qué se encontraba procesado, respondió: "ignoro totalmente los motivos por los que estoy detenido y procesado. La única razón que se me ocurre es que soy sobrino de Felipe Ondo Obiang".

Paradójicamente, el nombre de Ondo Nguema no aparece en las conclusiones provisionales elevadas a definitivas y, consecuentemente, no se pide ninguna pena para él. Sin embargo, en la sentencia, aparece ya con la calificación de "encubridor" y con la pena de seis años y ocho meses de reclusión. Esta arbitrariedad, como tantas otras, da muestra de que el juicio del cine Marfil fue un montaje organizado por Obiang y sus hermanos, sin rigor, para acabar con FDR y, de paso, arrastrar al Secretario General de CPDS, Plácido Micó. La muerte de ando Nguema no ha sido casual, y por eso debe significar la semilla que germinará más adhesiones a la lucha por la democratización de Guinea EcuatoriaE. Es cierto que en este último juicio contra la oposición, Obiang no ha dictado ninguna pena de muerte contra ningún procesado, pero le da igual; mejor encerrarlos en Black.Beach en condiciones infrahumanas para que tengan una muerte lenta y dolorosa. Juan Ondo Nguema ha sido el primero; no ha podido cumplir ni uno solo de los 80 meses a que fue condenado. ¿Quién será el siguiente?

Arriba 

DETENCIÓN Y APALEAMIENTO DE MILITANTES DE CPDS EN KOGO

Como consecuencia de los acuerdos entre el Gobierno y los partidos políticos de la oposición en el marco del Pacto Nacional, CPDS obtuvo recientemente autorización del Ministro del Interior, Clemente Engonga Nguema Onguene, para realizar una gira y mantener contactos con sus militantes y simpatizantes en el distrito de Kogo.

A raíz de dicha autorización, el Secretario General de la agrupación distrital de CPDS de Kogo, Antonio Esono Alo, transmitió, a petición del propio delegado de Gobierno de la citada jurisdicción administrativa, Eustaquio Monsuy Alogo, el programa de la gira y, asimismo, envió escritos a los presidentes de los Consejos de Poblados anunciándoles la inuninente gira que iban a realizar. Sin embargo, el delegado de Gobierno ignoró de modo inexplicable la autorización del ministro que obraba en su poder y convocó a nuestro secretario general distrital para amenazarle públicamente por el hecho de haber enviado las cartas a los presidentes de los Consejos de Poblado, con el alegato de que éstas no habían pasado por él, por lo que, a su vez, convocó a los presidentes citados en el sentido de prohibirles recibir o mantener contacto alguno con la oposición.

Por si fueran pocas las amenazas que lanzó contra nuestro representante en Kogo, el Delegado de Gobierno hizo detener a Juan Nguema Eló; militante de CPDS, por haber llevado una de las cartas al Consejo de Poblado de Elón. También mandó apalear con cien porrazos en el trasero al militante Nguema Bitegue por la misma razón. Cabe seña lar que Juan Nguema Eló fue obligado posteriormente a firmar su adhesión al PDGE para salir de la cárcel, aunque influyó más en esta determinación la presión de su mujer que, previamente, había sido contactada por las autoridades de Kogo.

A tenor de estos desmanes de las autoridades periféricas de Kogo, el Secretario General de CPDS del distrito hizo un comunicado en el que denunciaba las permanentes y constantes actuaciones agresivas e intimidatorias de que son objeto el partido y sus militantes en el mencionado distrito, al tiempo que hacía responsable al presidente Obiang y sus colaboradores de los atropellos de que era víctima el pueblo de Guinea Ecuatorial en general y el distrito de Kogo en particular, reafirmando su inalterable disposición a seguir luchando pacíficamente por la consecución de los derechos y las libertades democráticas de todos los guineoecuatorianos.

Arriba 

DISUELTO EL COLEGIO DE ABOGADOS DE GUINEA ECUATORIAL

El ministro de Justicia y Culto del régimen de Obiang, Rubén Maye Nsue, disolvió a todos los efectos tanto la Junta de Gobierno como el mismo Colegio de Abogados de Guinea Ecuatorial. La pretendida disolución, hecha pública por los medios de comunicación estatales el viernes 10 de mayo, se hace por medio de una Resolución del señor Maye.

En la referida Resolución, el ministro califica de «ilegal» la existencia misma del Colegio de Abogados de Guinea Ecuatorial, al no constar hasta la fecha ningún Decreto presidencial sobre su creación ni sobre sus Estatutos, y califica de «indigna» la actuación de los miembros de la Junta de Gobierno pretendidamente disuelta, que han utilizado el Colegio, según el ministro, para fines personales, políticos y en contra de las autoridades y las instituciones del Estado.

En otro punto de la Resolución, se afirma que quedan suspensos los Estatutos del Colegio y que todos los Juristas del país deben acreditar su condición de tales, ante el Ministerio de Justicia y Culto.

En la misma resolución, el ministro crea un Consejo Superior de la Abogacía, presidido por él mismo y nombra a un Decano y una Junta de Gobierno provisionales (de un Colegio ya disuelto) de amiguetes, encargado de organizar nuevas elecciones a las que no podrán concurrir los miembros de la Junta de Gobierno disuelta.

La Resolución de referencia constituye un gravísimo auto arbitrario e ilegal. El régimen empezó acosando al Abogado Plácido Micó Abogo, Secretario General de CPDS; después llegó la querella interpuesta contra el también Abogado Fabián Nsue Nguema, Secretario General de UP (facción leal a Andrés Moisés Mbá Adá), seguida de su detención, encarcelamiento y tortura en manos de hermanos del General Obiang; después se decretó el procesamiento e ingreso en prisión de Plácido Micó.

En otro orden de consideraciones, la Resolución del Ministerio de Justicia es un monumento a la arrogancia, la arbitrariedad y la ignorancia. Es contradictorio disolver a todos los efectos una organización y a la vez nombrar un órgano de gobierno, en el caso que nos ocupa, una Junta de Gobierno, provisional para dicha organización. ¿Si ha quedado disuelto el Colegio de Abogados, entonces de qué o de quién es la Junta o el Decano provisional nombrado por el señor ministro?

El que el señor Maye se autonombre Presidente del Consejo Superior de la Abogacía, inexistente en Guinea Ecuatorial, es fruto de un lamentable desconocimiento de las funciones de este tipo de instituciones, que no son otras que las de coordinación y representación de los Colegios de Abogados, allí donde haya varios. Cualquier profesión organizada en un único Colegio profesional no necesita de ningún Consejo Superior o General de la profesión, pues, en este caso el órgano de gobierno del único colegio coordina la actuación de los profesionales y los representa. Además, allá donde existan varios colegios profesionales y, en consecuencia, un Consejo General de la profesión, el presidente de éste último ha de ser, necesariamente, alguien que ejerza dicha profesión, y un ministro de Justicia no es un abogado en ejercicio, ni necesariamente jurista.

Afirmar, como lo hace Rubén Maye, que el Colegio ha venido funcionando en la ilegalidad, es ignorar que, en Guinea Ecuatorial, rigen de forma subsidiaria las normas que estaban vigentes en España en el año 1968, cuando nuestro país accedió a la soberanía nacional. y, entre estas normas, existe un Estatuto General de la Abogacía. La afirmación del ministro equivale a afirmar que en Guinea no existe ni código civil, ni penal, ni ley de enjuiciamiento civil ni criminal, y que todas las actuaciones ante los tribunales del país son una ilegalidad.

Además, una resolución del ministro carece de rango normativo suficiente para disolver o constituir un colegio profesional y, en consecuencia, tampoco para crear un Consejo General de la Abogacía como pretende el ¿Doctor en Derecho?, don Rubén Maye.

Exigir que todos los juristas del país tengan que llevar sus títulos al Ministerio de Justicia y Culto, es ignorar las competencias de otros departamentos en materia de homologación de estudios y títulos, así como que no todos los juristas son abogados ni necesitan el reconocimiento del Ministerio de Justicia para acreditar sus competencias ante una empresa privada, por ejemplo. ¿Qué deben hacer viejos juristas de este país como, por ejemplo, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, el del Tribunal Constitucional y otros Magistrados y Jueces de diferentes Tribunales, que llevan más de 20 años de ejercicio de la profesión? ¿Tendrán que ir a sentarse en la antesala del Rubén Maye para que les diga que sí son juristas? ¿Y para qué habrá servido la existencia de una Comisión de Convalidación competente en la materia para la convalidación de cualquier título extranjero?

En fin, privar a unos profesionales del derecho a presentarse a unas hipotéticas elecciones para la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados, supone conculcar los derechos que a cualquier profesional le asisten para que en su colegio, en este caso el de Abogados, pueda votar y ser votado para cualquier cargo. La prohibición del ministro es una arbitrariedad y expresión de un complejo de inferioridad mal disimulado y manía persecutoria a determinados Abogados del país. Qué pena.

Arriba 

RELACIÓN DE LOS TORTURADORES MÁS DESTACADOS

En la ciudad de Bata: 1.-Armengol ando Nguema, General de Brigada, Delegado Nacional de Seguridad y hermano del General Obiang. Se trasladó a Bata para dirigir, en persona, los interrogatorios. Es insensible al sufrimiento de los demás. 2.-Agustin Ndong Ona, General de Brigada, Inspector General de las FAS y primo del General Obiang. 3.-Antonio Obama Ndong, General de Brigada y primo de Obiang. 4.-Diosdado Nguema Eyi, Teniente Coronel de la Policía y cuñado de Obiang. 5.-Cayo ando Mba, Teniente Coronel de la Gendanneria, condenado en 1995 a dos años de cárcel por homicidio (en realidad fue un asesinato). Sólo estuvo tres semanas arrestado en casa. aunque paseando de noche. Hombre de la máxima confianza de Obiang, es un torturador despiadado. 6.Y sus respectivos ayudantes de campo y conductores.

En Malabo: 1.Manuel Nguema Mba, Coronel , Viceministro de Seguridad y primo de Obiang. 2.-Julián Ondo Nkumu. Teniente Coronel y Director General de la Seguridad Presidencial, es yerno de Obiang, aunque se le confunda como uno de Akoakam. Estableció su despacho en la cárcel de Black Beach para dirigir él mismo las sesiones de torturas. 3.-Narciso Edu Nsue, alias Edu Forêt, Comandante sin iniciativa. Obedece ciegamente a sus jefes. 4.-Elias Nguema Ebang, alias El Bombero, Capitán de la Seguridad Presidencial. Está implicado en la mayoría de los casos de torturas que se producen en Malabo. Detuvo a Guillenno Nguema Ela. al que llamó traidor por haber creado otro partido en Mongmo, y le juró ensañamiento. Nguema Ela tiene los brazos dislocados. 5.-.-Juan Engonga, Capitán, comisario de Seguridad Ciudadana y, antes, de Investigación Criminal. 6.-Marcelino Oló Mba. alias Pano, Sargento de la Policía. 7.-Juan-Gennán Esono Oyono, Sargento de la Policía. 8.-Un tal Benjamín, Sargento de la Policía. 9.-Numeriano . Mangué Ondo, alias Idi Amin, Sargento, Jefe de cárcel de Black-Beach.. 10.-Braulio Becá Ondo, Cabo Primero. 11.-Un tal Alogo, Cabo. 12.-Nicasio Nguema, ex Sargento, está condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de otro compañero sargento de la policía. Esta lista demuestra que lo del golpe de estado fue algo cocinado en el seno de la familia de Obiang. Se utilizó al Tribunal sólo para que el plato pudiera ser digerible. Sin embargo, los jueces y fiscales no pudieron hacer nada por evitar la mayor vergüenza de la historia judicial de Guinea Ecuatorial

 

Arriba